Pasar al contenido principal
Curso virtual La práctica de la pedagogía ignaciana en el contexto del siglo XXI: Nuevas emergencias

Fecha de inicio: 2020-10-07

Curso virtual La práctica de la pedagogía ignaciana en el contexto del siglo XXI: Nuevas emergencias (Oct 2020)

Presentación

Este curso te dará todos los elementos que necesitas para comprender el modelo pedagógico Ignaciano con su carácter ecléctico, te dará los recursos para apropiar el Paradigma Pedagógico Ignaciano, y aún más, te brindará las mejores condiciones de articulación del mismo, a las metodologías activas contemporáneas, que redundarán en beneficio de tu rol como maestro en los espacios de aprendizaje de los estudiantes.

Para ello es importante que hagas una revisión de tu lugar como mediador en el aula, que conozcas las condiciones que hacen posible el Paradigma de aprendizaje y que diseñes y pongas en acción, metodologías que permitan un aprendizaje significativo para tus estudiantes, de tal manera que lo recuerden como una experiencia verdaderamente memorable. Una pedagogía Ignaciana que acentúa su valor en la persona, que la conecta con la realidad, que la hace competente para un mundo hostil y complejo, nos ofrece múltiples alternativas para hacer que los niños y jóvenes que educamos aprendan haciendo en sus contextos inmediatos, aportando a tantas situaciones vulnerables y de injusticia. Una pedagogía del encuentro, de la construcción de experiencias para aprender a vivir mejor la vida. ese es el sentido de este curso.

Dirigido

Profesores recién vinculados de educación inicial, básica y media, coordinadores, psicólogos y orientadores, directivos de los colegios de la Compañía de Jesús, que quieran conocer a profundidad la educación de la Compañía de Jesús en sus aspectos fundamentales para lograr identidad Ignaciana y una experiencia amplia en la práctica pedagógica al estilo de los jesuitas y de los procesos de innovación del tiempo presente.

Imagen dirigido

Docentes

Imagen metodología

Metodología

Se trata de lograr un trabajo donde estén presentes las propias experiencias vitales en conexión con la reflexión que permita ahondar en los significados y luego ir haciendo un tejido hacia la acción y la puesta en marcha de lo aprendido. Significa poner en contextos distintos los aprendizajes logrados. Para ello el estudiante de este curso será un sujeto activo, que aprende haciéndose preguntas, respondiendo cuestionamientos, participando con expertos en los foros sincrónicos, hará trabajos individuales y grupales para medir su grado de cooperación con otros para una tarea común, e igualmente podrá hacer sus propias formulaciones en ejercicios personales y en las entregas de tareas para ser ponderadas y evaluadas por su tutor-a. Es un trabajo coordinado, con la orientación permanente del acompañante y con la posibilidad de interactuar con sus compañeros de aula virtual de otras ciudades y países. Esto será de gran riqueza para todos.

imagen horarios

Horario

El diplomado se desarrolla durante 6 semanas, con una dedicación de 8 horas semanales para el desarrollo de las actividades, experiencias, lecturas, tareas, foros y otros recursos de aprendizaje. 

Logros

A medida que avanzas en el estudio de este curso, como participante estarás en capacidad de:

  • Voy a construir una mirada renovada del acto educativo para comprender por qué en el mundo contemporáneo los aprendizajes tienen un lugar central, lo cual requiere de mí mismo una renovación de mis hábitos de enseñanza que han estado más centrados en un modelo transmisionista, clásico y de corte racional y lineal. Será la oportunidad perfecta para hacer una crítica de ese modelo y construir nuevas configuraciones didácticas que alimenten el Paradigma Ignaciano y lo vuelven eficaz en la búsqueda de los métodos más expeditos para facilitar su uso y lograr el aprendizaje que deseamos en nuestros estudiantes.
  • Voy a conocer de manera experta sobre el PPI (Paradigma Pedagógico Ignaciano) y lo aprovecharé al máximo para configurar mis modos de enseñanza para un aprendizaje pertinente. Recordaré que el PPI exige una clara explicitación de mi lugar como mediador del aprendizaje de mis estudiantes, por tanto, tendré la responsabilidad no solo de relacionarme bien con mis acompañados, sino ofrecer todos los medios posibles para que su formación esté nutrida de las mejores opciones y recursos para un aprendizaje significativo que tenga impacto en sus contextos y ayude a su propia transformación.
  • Voy a conocer, analizar y apropiar algunas metodologías activas contemporáneas que van a facilitar una nueva incursión en los aportes de la educación centrada en el estudiante y su empoderamiento como sujeto autónomo, responsable y constructor de sus propios itinerarios de aprendizaje en contextos significativos. Esto me va a facilitar articular el PPI a las nuevas metodologías para darle un mayor soporte al modelo pedagógico Ignaciano respondiendo a la perspectiva de una educación activa donde el pensamiento crítico y creativo cobran un lugar fundamental.
  • Voy a comprender por qué es importante tener en cuenta el ritmo personal y las características propias de cada estudiante, logrando que las unidades de clase estén más allá de horarios estructurados, con espacios reducidos y métodos pasivos. Tendré la posibilidad de diseñar unidades didácticas desde la perspectiva de la complejidad, con consignas pertinentes, con trabajo colaborativo, donde los proyectos, las inteligencias múltiples y el aprendizaje para la comprensión, aportarán a la formación humana y académica de mis estudiantes.
  • Voy a ampliar mis visiones y experiencias sobre la evaluación de los aprendizajes para enriquecer el momento de la evaluación del PPI, incursionando en el enfoque de la evaluación formativa y poder construir recursos evaluativos más cualitativos en una correspondencia de responsabilidad entre el profesor y los estudiantes, favoreciendo el uso de rúbricas, diarios y portafolios para dar cuenta de los aspectos centrales del proceso de aprendizaje de todos los agentes involucrados en los espacios escolares.
Imagen logros

Contenido del curso

Unidad de aprendizaje 1: Activando mis aprendizajes y experiencias.

Detalle del módulo:
  •  La Crisis de la educación.  
  •  La Pedagogía Ignaciana en los nuevos tiempos: una oportunidad para el cambio. 

Unidad de aprendizaje 2: Sintiendo y gustando¿me enfrento a la experiencia de comprensión de los componentes prácticos de la Pedagogía Ignaciana y la Innovación

Detalle del módulo:
  • La transformación de la educación.
  • El proyecto vital y la escuela del siglo XXI.

Unidad de aprendizaje 3: Reflexionando sobre el valor de la práctica pedagógica Ignaciana en articulación con otras metodologías activas que coadyuvan a la tarea de educar

Detalle del módulo:
  • El valor del aprendizaje, una nueva conceptualización.
  • Apropiación del Paradigma Pedagógico Ignaciano.
  • Una secuencia didáctica en el PPI.
  • La mediación docente para un saber en contexto.
  • El PPI y las metodologías activas: articulaciones. El aporte del ABP.
  • El valor de las inteligencias múltiples y su aplicación.

Unidad de aprendizaje 4: Recapitulando todo lo trabajado en este módulo sobre los componentes prácticos de la Pedagogía Ignaciana en el marco de la innovación, comprendiendo la evaluación formativa como proceso continuo de la experiencia del aprendizaje.

Detalle del módulo:
  • El valor de la evaluación. 
  • La evaluación formativa, la evaluación auténtica y la evaluación en el Paradigma Pedagógico Ignaciano. Aportes y contrastes.
  • Taller práctico sobre evaluación.